Dala Green - El valor para seguir caminando


    Hasta en los Estados Unidos, se habla en el presente de la necesidad de una medicina que considere al ser humano como un ser integral. Pienso que el Sistema Integral de Salud estilo Okada que promueve MOA, es una nueva medicina que demuestra claramente nuestras necesidades para poder vivir como seres humanos.

    Trabajo como capellán en el Hospital Little Company of Mary en la ciudad de Los Ángeles. El capellán es como un pastor que trabaja en instituciones como hospitales y escuelas. Además del clérigo, cuento con funciones profesionales específicas dentro del Hospital.

    En la práctica, contamos con un sistema de puntuación único para aquellos pacientes que necesitan de cuidados de aspectos espirituales. Después de recibir esta petición por parte de médicos y enfermeras, se lleva a cabo este tipo de cuidados espirituales empezando por la orientación psicológica.

    Pienso que de antemano, la medicina debería haber considerado al ser humano con los aspectos integrales que incluyen el cuerpo, mente y espíritu. Siento que los médicos y enfermeras tienen aptitudes para ofrecer el tratamiento adecuado de acuerdo a los síntomas físicos de los pacientes. Sin embargo, los conocimientos acerca de la influencia que pueden tener los aspectos mentales y espirituales sobre la sanación de un paciente son casi nulos. Sin embargo, creo personalmente que la mente y el espíritu en verdad controlan los síntomas de las enfermedades.

    Por muchos años observé que aunque se dé continuidad a los tratamientos con medicamentos, no siempre esto se canaliza con la eliminación de las dolencias en los pacientes. Empiezo a sentir que los orígenes de estos sufrimientos se atribuyen a problemas espirituales de la vida cotidiana que se acumulan en nuestros cuerpos.

    Mi encuentro con el Sistema Integral de Salud estilo Okada que promueve MOA ocurrió hace en el año 2011, gracias a la recomendación de un amigo. Cuanto más aprendía y practicaba esta filosofía, más me convencía de que esto era precisamente la forma de solucionar los problemas que había sentido y pronto, me asocié a MOA.

    Tengo la convicción en que cuando se ofrece un estilo de vida balanceado en donde se incorporan los métodos de arte y cultura, método de alimentación y por supuesto el cuidado espiritual a través de la Terapia Depurativa estilo Okada, surge un objetivo por vivir para el paciente y éste empieza a caminar hacia dicho objetivo.

    Es decir, no se trata de contener a los síntomas a través de tratamientos basados en medicamentos, más bien se trata de apoyar al paciente aclarando a los objetivos y el sentido de la vida, así como tratar de balancear las energías del cuerpo para que por vez primera pueda sentir verdaderamente la sanación.

    En el presente, muchos demandan por la necesidad de una medicina integral que incorpore a los elementos de la medicina alternativa y suplementaria. Sin embargo, esto no se ha convertido en una corriente principal de la medicina. Aún así, alguien tiene que dar seguimiento a través de las acciones y siento que para eso, MOA me ha dado la valentía necesaria.

    En el futuro, deseo también poder introducir en el hospital donde trabajo, al Sistema Integral de Salud estilo Okada, ofreciendo una “verdadera sanación” a todos los pacientes.