María José Sánchez - Obtener la fuerza para vivir


    Pienso que a partir de mi encuentro con el Sistema Integral de Salud estilo Okada, mi salud ha ido mejorando y se ha elevado mi calidad de vida.

    Cuando me preguntan porqué he cambiado tanto, les respondo que el vigor que tengo ahora es gracias a MOA y les explico con mucha confianza acerca del Método de Salud.

    Desde hace 35 años, sufro por enfermedades en las articulaciones y en los ojos. También, 30 años atrás empecé a sufrir de una enfermedad del sistema inmunológico y desde entonces no he dejado de tratarme con medicamentos. Probé diversas terapias de la medicina alternativa, pero en realidad no logré observar mejoras.

    En enero de 2010, mi amiga Carmen Vázquez se enteró de mi angustia por poder encontrar una nueva medicina y me presentó con el personal de MOA. Nunca me negué a recibir alguna terapia y con gusto probé la Terapia Depurativa estilo Okada.

    Debido a los fuertes medicamentos que consumía, tenía un severo dolor que surgía desde la pelvis hasta los pies, sobretodo al momento de caminar. Empecé a frecuentar diariamente el Centro MOA para recibir la terapia en forma continua y a los pocos días, estos síntomas se alivianaron gradualmente.

    En un principio, no podía ni siquiera subir las largas escaleras del Centro MOA por mis propios medios, pero ahora lo hago sin ningún contratiempo. La libertad en mis movimientos ha dado lugar a un incremento en el flujo de orina y esto ocasionó la eliminación de la hinchazón que tenía. Los cambios que ocurrían en mi salud eran claramente visibles. Mis médicos también reconocieron mi mejoría y redujeron la cantidad de medicamentos.

    Algo notable fue la desaparición de los ataques que tenía derivados de mi enfermedad en los ojos desde que empecé a recibir la Terapia Depurativa. Temía mucho estos ataques porque podrían causarme hasta la ceguera, pero ahora ya no tengo esta preocupación. Los otros síntomas que tenía también van mejorando.

    Mi esposo toma la decisión de obtener la membresía MOA debido a que un terapeuta nos aconsejó la aplicación de la terapia en forma constante y ahora, mi marido se dedica a darme la terapia todos los días.

    Cuando recibo la terapia siento que mi cuerpo se vitaliza y surgen estas ganas por vivir. Me he convertido en una persona muy optimista y me da gusto poder compartir la alegría con otras personas.

    El agradecimiento hacia mi esposo se ha elevado mucho y los dos sentimos que los lazos que nos unen se han fortalecido aún más.

    A través de mis experiencias, puedo asegurar que el sistema de MOA es maravilloso, sobretodo después de comprender que MOA no solo realiza esfuerzos por alivianar los sufrimientos derivados de la enfermedad, sino que también pone mucho énfasis en la espiritualidad que es invisible a los ojos, así como en los cuidados de los aspectos mentales, sociales y humanos.

    Pienso que nuestro mundo ha perdido el respeto hacia las cosas invisibles, poniendo mucha importancia en las cosas materiales. Por lo tanto, creo que necesario retomar la existencia de lo espiritual.

    Mi visión de los seres humanos ha cambiado y he logrado recuperar mi salud gracias a la Terapia Depurativa.