Soledad Cano - Un regalo a través de la belleza


    Expandir los esfuerzos de MOA pensando en “el arte y la salud” es una tarea compleja. No se trata de algo sencillo. Sin embargo, siento que esta es mi misión.

    He impartido clases de psicología en escuelas de nivel secundario y también he laborado como psicóloga escolar. En el presente, actúo como psicóloga exclusivamente para pacientes que padecen de cáncer.

    Mi primer encuentro con MOA fue en el 2011, como resultado de una búsqueda en Internet por clases para estudiar la filosofía Zen a través de la ceremonia del té. La primera información que encontré provenía de nuestro país vecino, específicamente de MOA Argentina. Sentí que la filosofía de enlazar el arte con la salud se canalizaba a una visión de vida novedosa y pensé que esta filosofía avanzada era necesaria dentro del ámbito educacional.

    Obtuve la oportunidad de convivir con los asociados de MOA Chile y pronto experimenté la ceremonia del té. Esta ceremonia es una forma de observar la vida y sentí que enseñaba la manera para que un individuo pudiese cultivarse. También sentí que la ceremonia fue muy profunda, como un acto de amor. Entendí que esta ceremonia ofrece influencias positivas en los aspectos espirituales.

    Algo que pienso constantemente y comparto con todos mis pacientes, es precisamente el dar importancia a la observación de todas las cosas basadas en una conciencia estética. En lugar de pensar que la vida esta llena de problemas cuando uno pasa por un mal momento, debemos de observar la situación y considerar que posiblemente existan cosas positivas. Cuando uno cambia la forma de pensar, definitivamente podrá encontrar ese “algo”. Por eso siento que el arte juega un papel preponderante para poder cultivar una conciencia estética que permite un cambio en la mente del individuo.

    Escogí a la ceremonia del té como una de estas formas para lograrlo. Por ejemplo, limpiar y ordenar el jardín. Esto podrá ser algo insignificante, pero creo que es solamente una de las diversas formas de elevar la conciencia estética dentro de la vida cotidiana.

    Trato de aplicar a los puntos que aprendí durante el curso de ceremonia del té dentro de mi vida cotidiana, tales como el respeto y la empatia hacia las demás personas. También tratar de hacer algo para el prójimo con el corazón, aunque no exista un salón de té o utensilios para la ceremonia. Poner amor y sentimiento aunque una persona se encuentre lejos. Los actos que diariamente se derivan a través de preocuparse por los demás, iluminan internamente a los individuos. ¿No creen ustedes que esto es un extraordinario regalo por parte de la belleza?

    La medicina tradicional de occidente se inclina hacia los aspectos físico-biológicos. Afortunadamente, mi profesión como psicóloga me permite dar importancia a los aspectos invisibles tales como los sentimientos y la espiritualidad. Pienso que esto puede ser una pista para poder resolver los problemas de salud contemporáneos que se encuentran en un callejón sin salida.

    El arte influencia directamente a los sentimientos de las personas. Pienso que esta influencia es enorme en ambos aspectos mentales y físicos del ser humano. Deseo poder aprender más acerca de la relación entre el arte y la salud, y servir para poder solucionar los problemas de salud.